Este es el sitio poético de Laura Martínez Coronel.

Veintisiete de abril

(Imagen: Andrea Favelli, Argentina. Cortesía de la artista)


Calle, ojos grises

sombra del rastro del hombre

tiene en la frente un agudo martillo

de pequeños huesos azules

y sangre vestida de fiesta para el herrumbre del sol

cabizbajo pasea, me mira distraído...

Vi a Darnauchans en la mañana

bajo la niebla de mi televisión herida

templando el instrumento de su alma

tan pálido y tan triste debajo de sus anteojos negros

tan húmedo de lágrimas debatiéndose en un mar de girasoles solidarios.

Hoy he nacido hace ya unos años

mi padre llama y siento que resbalo entre sus brazos

en el vérnix de ternura que me queda

MI pequeña hija sonríe bellamente como todos los días

en que pone guitarras en mi cama dolorida y las incendia de luz

Lejos de la sombra de mis pies

viajo por el corredor lleno de madre delgada y temblorosa

que me pariera entonces

es en su piel que quedo recostada prometiéndole

volver a nacer

me envuelve un tibio abrazo espeso

un beso enorme

una música de huesos deliciosos

un pan de carne tibia

un extraño olor irrepetible

y corto feliz y decidida los restos aún latientes

de aquel viejo cordón umbilical

que aún me pertenece.



* * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Rogamos identificarse con nombre y apellido. De lo contrario, se eliminará el mensaje.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...