Este es el sitio poético de Laura Martínez Coronel.

LOS OJOS DE LA CIÉNAGA


Noche abierta a las calles de frío con boina indiferente.

Estoy apagando relámpagos dentro de mí,las montañas oscuras del trueno

empiezo a nacer y la lluvia abandona sus rasgos de sólida circunferencia

recordar la madera, el olor de los gajos piel

ahora

recordar las hogueras del vino y la destreza del sueño

poco sentido tiene, como esos puentes construidos hasta la mitad

suspendidos en la fibra astral de los ojos de la ciénaga

Las puertas son páginas que abro

en ella escribo mi nombre violáceo y desnudo

muerdo esas flores inútiles enredadas en el rocío de los caracoles plateados

cuelgo sacos brebaje de mundo

son páginas que cierro con frío de mármol

me quedo en la vía impúdica, vigilo las huellas y parto.

Esos episodios sin ninguna importancia

el pasado vacío

las semillas de la gratitud del reloj

es legítimo desoír esos discursos vagos sobre el desamor airoso

y arrojarse a las pesadillas con cuerdas de pozo que madrugan temblando.

La angustia salvaje de la plenitud organizada

en la niebla yo buscaba mis manos

guárdame en la memoria como a una herida palpitante

con palabras de viaje y susurrando

te expulso derrotada y con ombligo adjunto

te sueño entre multitudes cabizbajo y hacia adentro

salpicando espejos con tu risa de trapo.

Estaba amenazada de muerte por ese brazo paridor del epitafio

ahora mis piernas circulan en el agua de la noche

con destreza callo y en un solo instante de trenzas palpitantes

subsisto

para encadenarme al mundo que no sabes cráter impune

y encontrarte en el espeso hormigón de la conciencia

todo abierto de tí, desanudado

extinguido en el nacimiento de la máscara

para ser tan repentina como la ocurrencia grave de un llanto desgarrado.



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Rogamos identificarse con nombre y apellido. De lo contrario, se eliminará el mensaje.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...