Este es el sitio poético de Laura Martínez Coronel.

EL SUEÑO DE LA NOCHE



En mi país la furia agónica del acero iluminado, la saliva galope del oído, la epidermis fantástica de secreto desauxilio, nombres, nombres, nombres,las luciérnagas se deslizan por la boca para detener mi tiempo de crisálidas ardientes.
Ya luego pasa.
Un perro asustado, hambriento, muerde el color de la música, mientras voy amaneciendo rumbo a los saludos de flores inanimadas con mi cuerpo sombra estremecido de fiebre.
Un hombre lleva en los puños su silla de ruedas, no obstante la furia de nacerse entierra los profundos edificios de los árboles.
Me costará un mutilado rasguño de palmera atravesar la calle.
Soy una aldea más en el sueño de las brujas.
Mi sangre se mezcló con lava desoxigenada turbia.
Qué hacer ahora?
Primero la paciencia de los aromas de la médula, la visualización del puente, la violenta altivez de la tortuga estéril, puertas exterminadas en oscura piedra inaugural, destrucción de los fantasmas torpes que cocinan pan de avena y miel, las espigas ambarinas del sueño de la noche donde visité una casa frente al mar y conversé con mi abuela muerta años atrás sobre la insondable herida de la tierra inmediata sobreviviente.
Relámpago de misterio dulce, abrazo astral, mármol sollozante.

Apartó la muralla y me sumergí en el mar.
Si de niña tocaba mi guitarra de madera empapada de lluvia, descalza y con la ropa nunca muda, no podrá la desventura inmovilizar la muchedumbre de mis piernas.
Eso sí lo sé con fatídica seguridad de tímpanos
No comeré los platos de abejas enquistadas en nube.
El cristal limpio de la noche adormece la muerte de mis ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Rogamos identificarse con nombre y apellido. De lo contrario, se eliminará el mensaje.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...