Este es el sitio poético de Laura Martínez Coronel.

LA DUDA


Acaso el combate en la catedral de la duda con algunas gotas de lluvia en la primera hora de la noche bastaron para que la temblorosa orfandad de la humedad falso invierno llenara de azúcar agrio toda mi boca.
"El óxido es inocente como hambre de bestia".
Aparté la fruta prodigiosa del mordisco apresurado de las manos, en el momento inexacto en el cual finalmente desnudé la caracola.
"Quiero que me devuelvas el mar, los senos empapados de ira, la luz derramada sobre el espejo y mi manera de estar órgano vibrátil arqueada sobre aquellos instrumentos de musicalidad dudosa"
Entonces diste vuelta la cara y la ciudad simplemente estalló.
Perdóname, eran solo las almendras, fragmentos de cardúmenes y ventanas, solo mis pies en la desolación de las manos, solo el agua en el viento, solo la raíz de la noche en la piel que apenas tocas.
Ya deja de extender las alas como un pájaro lúcido, mírate, no consigues ni siquiera un leve aleteo, sudas el corazón y me desangras como ahogados ombligos de mujeres ebrias.
Pero conozco el ruido de las vértebras abriéndose entre ramas de silencio y el misterioso exterminio del perdón en la hora llena de campanas donde bocas infinitas buscan el abandono misericordioso de la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Rogamos identificarse con nombre y apellido. De lo contrario, se eliminará el mensaje.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...