Este es el sitio poético de Laura Martínez Coronel.

Los gatos están libres

Admito la penosa sensación en los toboganes invisibles donde

me deslizo

entonces

los pañuelos usados son insectos

la vida el verdadero refugio de un manojo de pelos o semillas

la figura de los miedos una intervención mayúscula de idiomas

que desconoceré para siempre,

Ocurre que los gatos están libres y duermen sobre sus cabezas

en celo

heridos de muerte

salpico profundamene indignada los mordiscos de sus pieles

escribo sobrenombres sobre cuadros polvorientos

la transgresión es el vértigo mas puro

el tiempo se proclama metálico y me enciende los dedos.

Es terrible que crezca y se apague la madera

ser la palabra equivocada, el hilo tenue que no puede sostener

los tigres ni borrarlos de la ropa

Me muevo en la hondura del agua, despeino la pieza

cadáveres arbitrarios hermosas caracolas

las moscas me paralizan, la naúsea implora.

Preguntan sobre jadeos de miembros en la puerta

abro

soy la página hormigonada de la siesta

Estoy ciega, me cubro de montañas

tacto desnudo para el futuro invierno

velada de felicidad notable.

Quiero

días alegres ternuras originales imposible cordura

principio del mundo

las manzanas en el puente de la noche

rodando entre relámpagos con cáscaras de fuego.

Quiero

amar los huecos de tu nombre, los filos del reloj solitario

los pasos deshabitados de tu historia.

Me separo del dolor creando veloz invernadero

palpito las estrellas de tu vida desde mi casa oculta

para ser carne trémula a destiempo.

Admito que toda incertidumbre voló en esta tarde

con sus extrañas sombras camaleónicas

liberadas de mí

sobre un espejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Rogamos identificarse con nombre y apellido. De lo contrario, se eliminará el mensaje.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...