Este es el sitio poético de Laura Martínez Coronel.

ESAS HORAS ARROPADAS POR EL MAR



A los árboles cerrados por el fuego



por el vientre en desuso, el útero salvaje



la dorada convalescencia



del espejo



por una incertidumbre que precede los espantos



las reliquias históricas que por propia voluntad son el destierro



el insomnio de la angustia, la voracidad del tiempo



esas horas arropadas por el mar



la guerra cuidadosa individual del piano...



Elejí una noche para morir llena de grillos



un parque abandonado donde flotaban gajos de encaje



de primorosa estúpidez



quería tenderme feliz sobre la calle



píadosa y desafiante



un día cualquiera ser la equivocación del jardín



regresar del sueño con un baúl de lágrimas



contar que no, que no era así, que nunca fue



ser bendecida por cuerpos crespos rodando sobre sí



ponerme triste de modo implacable



ser un vagabundo estorbo visible de la idea



pero nunca ser tú



jamás ser vino de tu sangre



esos rudimentarios colores del que nunca entiende nada



insultante retrato que se aterra de los espejismos de la soledad



Yo sé



que a pesar del desprecio hermanado con la lástima



es tan bueno el sacrificio de los números



y aquella hora en que amé tan placerosa



en un mundo de células que me esperó en una esquina del cielo



nunca escogida por azar aquella luna mullida de músculos y voces



arrojando candados, desbordada de humo



esa noche tan sórdida fue mía por fortuna



perdón descomunal grieta de ojos-no importa-





Todos somos marítimos primaverales insomnes



cuando mordemos el fondo desnacido de la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Rogamos identificarse con nombre y apellido. De lo contrario, se eliminará el mensaje.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...